You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.
logo

Activistas LGTBI en la demostracion proderechos en Piccadilly Circusm

Activistas LGTBI en la demostracion proderechos en Piccadilly Circusm

Cuando ser gay era una indisposicion

la OMS elimino la homosexualidad del listado sobre dolencias psiquiatricas

En los años 80, los debates televisivos referente a la homosexualidad solían contar con la presencia de un activista gay que ponía voz asi­ como rostro a la verdad por entonces poco visible, un sociólogo que aportaba contexto histórico, un sacerdote que señalaba los límites eticos del clero, desplazandolo hacia el pelo un psiquiatra. La participación de el experto en salubridad mental tenía una justificación que en esos años ninguna persona cuestionaba: oficialmente, la homosexualidad se consideraba la enfermedad asi­ como abordarla igual que semejante quedaba fuera sobre toda cuestion o reproche.

Con el fin de ‘sanar’ a gays y no ha transpirado lesbianas se empleó desde psicoanálisis hasta ‘electroshocks’ desplazandolo hacia el pelo cirugía cerebral

Eugeni Rodríguez recuerda bien los acalorados debates catódicos en las que la verdad LGTBI –acrónimo que en esos años nadie habría conocido identificar– empezaba a salir del armario. «Solían rotar en dos cuestiones: el pecado y la enfermedad. Así que mi misión consistía en manifestar que nunca era un pervertido ni un loco. ¡Como Con El Fin De demandar derechos estábamos nosotros por entonces!», clama el en la actualidad presidente del Observatori contra l’Homofòbia, quien en esos años Ahora ejercía de aguerrido activista gay en todo clase sobre foros y no ha transpirado escenarios, incluidos los platós de televisión, y posee Naturalmente cómo era el minuto y consecuencia de la causa homosexual en aquel segundo. «Veníamos de décadas de legislación franquista que nos había identificado igual que un peligro social, acababa de caernos sobre el estigma del sida y el circulacii?n gay era aún excesivamente precario», rememora.

“El sida por lo tanto nos tenía extremadamente tocados desplazandolo hacia el pelo nunca teníamos aún ni la fuerza ni la visibilidad que se lograría más adelante”, explica el activista Eugeni Rodríguez

Fue en este contexto en el que se produjo un hito trascendental en la leyenda del desplazamiento LGTBI que en España, sin embargo, pasó sin pena ni paraiso: la asamblea general sobre la Organización Mundial de la vitalidad (OMS) eliminó la homosexualidad sobre su lista de enfermedades psiquiátricas, donde había figurado desde la creación de este cuerpo internacional.

Ningún diario nacional se hizo eco de la informacion, ni hubo celebraciones dentro de las colectivos gays de el instante. «El sida nos tenía muy tocados y no teníamos aún la fuerza ni la visibilidad que alcanzaríamos más el frente del manillar. Los efectos de aquel anuncio los empezamos a notar después», reconoce Rodríguez.

La copia discriminación de las lesbianas

El primero desplazandolo hacia el pelo principal fue de carácter simbólico. «Yo nací. Practicando cuentas, he anterior más años estando considerada una sujeto enferma, aunque sin serlo, que sana», reflexiona Boti G. Rodrigo, directora general sobre Diversidad Sexual y Derechos LGTBI. Se convirtió en activista lesbiana a mediados de las años 90, cuando su opción sexual bien no se consideraba una dolencia, pero su memoria está llena sobre pasajes en las que sentirse diferente implicaba acontecer señalada como una trastornada. «Las mujeres homosexuales padecíamos un doble rechazo social y crecimos falto referentes. Lo pasmoso es que solo llevemos 30 años sin arrastrar ese castigo», destaca.

“Nací: he pasado más años considerada alma enferma falto serlo que sana”, asegura cГіdigo promocional eharmony Boti G. Rodrigo, activista y directora general de diferencia Sexual

En la tardía eliminación de la homosexualidad de la listado mundial sobre enfermedades influyeron factores sobre geopolítica mundial. «La caída del monolito soviético asi­ como la desaparición de varias dictaduras latinoamericanas de perfil homófobo hicieron que cambiara la correlación sobre fuerzas en la OMS y permitieron que saliera el frente del manillar aquella votación», explica Jordi Petit, viejo secretario general sobre la Asociación Internacional de Gays y no ha transpirado Lesbianas (ILGA, en las siglas en inglés), el cuerpo humano que con más ahínco había reclamado la desaparición sobre ese estigma después sobre que la Asociación Americana de Psiquiatría excluyera a la homosexualidad sobre su manual sobre trastornos mentales.

Hormonas desplazandolo hacia el pelo ‘electroshocks’

Atrás quedaban décadas en las que la percepción patológica de estas relaciones dentro de seres del similar sexo había añadido dolor extra a un colectivo históricamente perseguido. Si la homosexualidad era una indisposicion, significaba que se podía sanar.

Leave a comment